En sistemas operativos como Debian, muchos de los programas y demonios envían mensajes al usuario root para informar del estado del sistema. Los mensajes se almacenan en el archivo /var/mail/root. El problema es que se almacena el correo en texto plano, es decir, con todas las cabeceras típicas del protocolo de correo. Pueden usarse programas como mutt para administrar los mensajes. Sin embargo, considero más organizado redireccionar todos los mensajes a una cuenta de correo típica.



Índice

Requisitos

Es necesario que el sistema tenga instalado el programa sendmail.

Configurar el reenvío

Normalmente, la configuración del reenvío de correo se realiza en el archivo /etc/aliases, un ejemplo del contenido de este archivo es:

# /etc/aliases
mailer-daemon: postmaster
postmaster: root
nobody: root
hostmaster: root
usenet: root
news: root
webmaster: root
www: root
ftp: root
abuse: root
noc: root
security: root
clamav: root

Como vemos, todo se redirecciona a la cuenta local del usuario root. Bastaría con redireccionar la cuenta root a una dirección de correo para obtener todos los mensajes del sistema en nuestra bandeja de entrada, y tener así nuestro servidor un poco más controlado. Para ello añadimos en el archivo anterior la siguiente línea:

# Redireccionar todo el correo de root a mi cuenta
root: direccion@correo.com

Para aplicar los cambios hay que ejecutar el comando newaliases.

A partir de ahora, recibiremos en nuestra bandeja de entrada los mensajes del sistema, podemos crear un filtro si usamos gmail para organizarlos y quitarlos de la bandeja principal.

Referencias