Muchas organizaciones eligen Open Source por razones como flexibilidad y agilidad. Todos necesitamos hacer más con menos. Pero en el gobierno, Open Source maneja simultáneamente el compromiso cívico junto con la participación del gobierno, como nunca antes. Gracias a la digitalización, el mundo se siente mucho más pequeño y más conectado. Y Open Source le da a la gente la oportunidad de unirse a la causa, sin importar dónde viven.

Piensa sobre cuánto le insistimos al gobierno antes de tener el sitio We The People. Apuesto a que tienes que pensar mucho sobre cómo fue hecho (¡yo sí!). Ahora, el sitio ha traído a la vida a la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos. Millones de voces de la gente son escuchadas. La gente empujó conjuntamente basados en sus intereses comunes. La Casa Blanca construyó We The People utilizando Drupal y compartió el código en GitHub, generando la oportunidad a otros gobiernos para que fácilmente puedan crear su propio sistema de pedidos online.

Ahora, todo tipo de información abierta del gobierno disponible a través del proyecto Data.gov hace posible a cualquier programador, en cualquier parte, poder crear una aplicación cívica. Estas aplicaciones nos han hecho ver nuestras ciudades y pueblos con una luz diferente.



Open City es un ejemplo de un grupo de voluntarios locales que crean aplicaciones open source usando información del gobierno. Aunque el grupo está ubicado en Chicago, la idea es que cualquier ciudad pueda guardar el código de Open City y crear la propia.

Aquí hay algunos ejemplos interesantes: ClearStreets monitorea la nieve de la ciudad en tiempo real. Viviendo fuera de Boston, se que podríamos usar una aplicación como ésta.Crime in Chicago permite a los ciudadanos comparar las estadísticas sobre crímenes en determinadas áreas del pueblo, lo cual puede ser útil para la gente que tiene que tomar decisiones sobre dónde mudarse con la familia.

Lo más gratificante tal vez sea que, como programadores open-source, podemos colaborar en proyectos y ayudar a la gente en cualquier parte del mundo. Es parte de lo que nos saca fuera de la cama en la mañana. A principios de este año, los participantes de DrupalCon Portland lanzaron un sitio web en 24hs para ayudar a la gente de Moore, Okla., a encontrar transporte y hogar luego del tornado. Dos semanas más tarde, el sitio fue descubierto en Twitter en Alemania y fue reutilizado para ayudar a la gente afectada por las inundaciones en el norte de Europa. Estos tipos de proyectos nos inspiran a ver cómo la tecnología puede hacer inmediatamente la diferencia.

Otros eventos, como el Día Nacional del Hacking Cívico (National Day for Civic Hacking), alientan a los programadores a usar información abierta del gobierno para “colaborativamente crear, construir e inventar”. La idea de que los hackatons pueden ayudar a construir y crear un ecosistema tecnológico saludable impulsado por los ciudadanos es relativamente nueva, y muy prometedora. Tim O’Reilly cree que el gobierno puede escapar de la mentalidad “máquina expendedora” (los ciudadanos ponen dólares y obtienen servicios) y pensar en un “Gobierno como Plataforma” de participación. No podría estar más de acuerdo.

Los ideales del Open Source ya se han difundido en los gobiernos por todo el mundo, con una buena razón. Una red global de programadores está motivada a ayudar. Es uno de los mejores ejemplos de compromiso cívico. Como ciudadanos digitales, ahora todos tenemos el poder de contribuir. El tiempo y talento de una persona pueden hacer una gran diferencia. Es un movimiento del cual estoy orgulloso de ser parte.

Referencias

Open-source code: by the people, for the people »» Visitar sitio

Índice