Licencias Gpl

articulos

Imponiendo GPL usando técnicas de Judo

“En judo, el objetivo es aprovechar el impulso del atacante para defenderse, y eso es exactamente lo que hace el copyleft”

El propósito del software libre es hacer que el código que corre en las máquinas que gobiernan nuestras vidas sea transparente. En palabras de Lawrence Lessig, el software libre es “libre en el sentido de que el control del código de desarrollo sea transparente para todos, y que cualquier persona tenga el derecho de tomar ese control, y modificarlo si él o ella cree conveniente.”

El mecanismo por el cual el software libre logra esto es el copyleft. El copyleft es un hack en el copyright (la ley de derechos de autor) que le quita los derechos exclusivos al titular del copyright y los comparte con el usuario, otorgándole el derecho de modificar, copiar, compartir y redistribuir el software, bajo la condición de que deben transferirse los mismos derechos a usuarios subsiguientes. “Si uno usa y adapta un programa de software libre, y luego libera esa nueva versión adaptada para el público, debe ser tan libre como la versión original”.

La GPL promueve los derechos del usuario, pero los defensores de esos derechos son los propietarios del copyright, que pueden ser los desarrolladores originales o cualquier otro organismo al que se le haya otorgado la propiedad del copyright. El beneficio para el titular del copyright es que el código está disponible para ser modificado y se puede retroalimentar progresivamente. El usuario gana dado que el código es transparente, y puede ser adaptado para mayores usos.

Bradley Kuhn toma una analogía de las artes marciales, y dice que “copyleft es una toma de judo sobre el copyright “. En el judo, el objetivo es aprovechar el impulso del atacante para defenderse, y eso es exactamente lo que hace copyleft. Mientras la ley de copyright se vuelve cada vez más y más amplia, el copyleft se sirve de ese impulso y lo devuelve con la misma fuerza. Por lo tanto el copyleft es siempre tan fuerte como el copyright. ”

Los infractores

El software libre permite el acceso al trabajo de miles de programadores, es relativamente libre de costo, y elimina la necesidad de reinventar la rueda una y otra vez. Compartir el código es útil para todos, al menos en teoría.

Sin embargo, la aplicación del copyleft depende de la voluntad de los proveedores de software GPL para cumplir con los términos de la licencia, y/o la voluntad de los titulares del copyright para actuar en defensa de la GPL. Y por diversas razones los términos de la GPL son a menudo ignorados por los distribuidores de software libre y los titulares del copyright no siempre están dispuestos a involucrarse.