Para poder hacer frente a la ICANN, organización de Estados Unidos que gestiona los DNS raíz de Internet, y para fomentar la neutralidad en la Red ha nacido .42, un dominio, por el momento no oficial, de primer nivel que surge con la premisa de crear un Internet abierto y orientado al software libre.



Según la web de registros 42registry.org, como requisito es necesario que las webs no alberguen proyectos comerciales o con publicidad. Por su parte, el sistema utiliza los principios de las redes Global Anycast para saltarse las restricciones de ICANN.

Los creadores de este proyecto pretenden crear un Internet abierto, orientado hacia el intercambio de conocimientos y el software libre y son conscientes de la inmensidad del desafío, con las enormes limitaciones que implica pero también son conscientes de los beneficios que ofrece esta opción. Curiosamente, su nombre, .42 responde el número que, en la cultura popular, es la respuesta a la última pregunta sobre la vida, el Universo y… todo. Aparece en la novela de ciencia ficción “Guía del autoestopista galáctico“, de Douglas Adams.

Fuente: MuyLinux